Saltar al contenido

Depilación eléctrica

¿Qué es la depilación eléctrica?

La depilación eléctrica está considerada como la única técnica considerada de depilación definitiva. Ya que eta elimina todo tipo de vello independientemente de su color o fortaleza. Normalmente se requieren varias sesiones tras las cuales el vello desaparece de progresivamente de manera definitiva.

Se canaliza la electricidad a través de una finísima aguja del grosor del pelo hasta el folículo. A través de la misma se aplica una pequeña cantidad de corriente que destruirá las células germinativas del folículo, dejando sin capacidad de regeneración.

En rocholl disponemos de equipos que emiten una corriente de Alta Frecuencia crea calor y se entrega al cabello en la raíz. El calor elimina toda la humedad, las células vivas y el suministro de sangre en la raíz del cabello, con lo que se destruye sin dañar las capas superficiales de la piel.

Al ser utilizada con pulsos muy cortos el tratamiento es muy rápido y se tolera perfectamente.

¿Zonas a tratar con depilación eléctrica?

Se puede tratar cualquier zona del cuerpo y cualquier tipo de pelo:

  • Facial; labio superior, cejas, patillas, barbilla, cuello, nuca, frente, pómulos, orejas, nariz
  • Corporal; piernas, inglés, axilas, línea alba, areolas mamarias, brazos, manos, pecho, espalda.

¿Es la depilación eléctrica realmente definitiva?

El vello tratado ahora volverá a crecer más débil y menos grueso tras cada sesión. Después de los tratamientos posteriores, desaparecerá definitivamente. La depilación eléctrica es el único método de depilación permanente.

¿Duele la depilación eléctrica?

No es exacto decir que es indoloro, sin embargo, la sensación es mínima. A medida que se crea calor en el folículo, este activará las terminaciones nerviosas. La principal sensación es un momento de calos cuando se canaliza la corriente. Esta sensación puede describirse como un pinchazo o pequeña picadura. La sensación puede verse incrementada en zonas más sensibles. El grado de sensación varía para cada paciente.

La depilación eléctrica es mas aconsejable que el láser cuando:

  • Cuando el pelo es de tonalidad clara (canas, rubio o pelirrojo), así como con el vello superficial.
  • Si el paciente se está medicando con fármacos que puedan provocar fotosensibilidad.
  • Tras los tratamientos con láser o luz pulsada que realizamos en rocholl, utilizamos la depilación eléctrica para eliminar el vello residual y obtener así una depilación definitiva total.
  • En aquellas zonas independientes donde exista vello debido a estímulos hormonales. En algunos casos, para un óptimo tratamiento, se deberán empezar con la depilación láser para luego utilizar la depilación eléctrica. Será la especialista de rocholl la profesional que recomendará los diferentes métodos para un óptimo resultado.

¿Qué longitud debe tener el vello para hacer depilación eléctrica?

Es muy importante suspender cualquier método de depilación temporal durante al menos dos días antes de someterse al tratamiento. El vello, para poder ser tratado necesitará una longitud de entre 3 y 4mm. Debe ser lo suficientemente largo para que nuestras especialistas puedan extraerlo con la pinza.

Contraindicaciones

  • Marcapasos
  • Embarazo
  • Lesiones cutáneas
  • Nevus
  • Neoplasias activas
  • Fármacos; Retinoicos (mientras se está tomando el medicamento)

Consejos pre-tratamiento

Una vez hayamos optado por la depilación eléctrica, no utilizaremos ninguna técnica que arranque el vello. Tan solo métodos que lo corten.

Cuidados post-tratamiento

  • Desinfectar al levantarse y acostarse durante 48 – 72 horas.
  • Utilizar una crema regeneradora la primera semana post tratamiento.
  • Uso de pantalla total durante dos semanas tras el tratamiento. Evitar exposiciones al sol.