Saltar al contenido

HIFU

El último y novedoso sistema revolucionario HIFU es un procedimiento no invasivo que emite ultrasonidos focalizados de alta intensidad.

Da solución al problema de forma eficaz y con resultados naturales.

Trata de forma eficaz desde la capa más superficial de la dermis hasta la más profunda, el SMAS.

Este tratamiento actúa en el no solamente en el rostro, cuello y doble mentón. El sistema HIFU es capaz de corregir la flacidez corporal, la celulitis y la grasa localizada.

Aplicaciones:

  • Tratamiento de los signos de envejecimiento facial:
  • Reducción de arrugas en contorno de ojos
  • Alisa la frente.
  • Disminuye las bolsas de los ojos y ojeras.
  • Eleva el pómulo y redensifica el tejido.
  • Reduce las arrugas como o rictus o código de barras.
  • Reduce la papada y las arrugas en el cuello.
  • Disminuye las marcas de acné, manchas y poros dilatados.
  • Elimina la flaccidez corporal (abdomen, muslos, glúteos y brazos).
  • Elimina la celulitis en zonas localizadas (abdomen, brazos, muslos…)

Consigue tensar y rejuvenecer la piel. Los efectos se observan de modo gradual, la piel se vuelve más compacta de forma totalmente natural.

La tecnología de ultrasonidos de alta intensidad HIFU es el instrumento más avanzado en aplicaciones médico-estéticas para la lucha contra el envejecimiento de la piel, tensado cutáneo, celulitis y reducción de volumen siendo al mismo tiempo el tratamiento no quirúrgico de la flacidez corporal y facial mediante la focalización selectiva de la energía ultrasónica.

Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas que poseen una frecuencia superior a las vibraciones audibles.

Cronología HIFU
Niveles de penetración de las diferentes tecnologías estéticas.

Tecnología

La tecnología HIFU es un procedimiento en el que se aplica un haz ultrasónico de alta frecuencia y alta potencia, que actúa de forma similar a la luz concentrada en una lente cóncava.

El ultrasonido de alta intensidad converge la energía en profundidad de forma selectiva (del mismo modo que actúa una lupa con los rayos solares). Este, enfocado de forma fija en un punto, genera una elevada temperatura en el focalizada (65/70ºC), capaz de incidir en las estructuras de profundidad seleccionadas. Esta acción no afecta a los tejidos superficiales como la epidermis; pasando por la dermis, hipodermis, llegando hasta el SMAS (superficie muscular aponeurótica). Es por ello que esta tecnología es extremadamente segura; la tecnología HIFU se puede aplicar en cualquier fototipo sin riesgo de lesiones en la piel. Esto permite su uso en cualquier época del año.

El aumento de temperatura libera proteínas de choque térmico, que aparecen como respuesta celular a situaciones de estrés. Mediante la actuación del HIFU esta situació viene dada por el cambio de temperatura, lo que ayuda a las nuevas proteínas a tomar la conformación tridimensional y evitando que estas se denaturalicen.

Así pues, se obtiene una energía acústica muy centrada en puntos focalizados, generando una energía térmica entre 1,5mm, 3mm, 4,5mm, 8mm y 13mm de profundidad. Estas distancias vienen determinadas por la zona a tratar, penetrando la piel a profundidades óptimas con precisión geométrica, evitando que el tejido circundante se vea afectado.

Efectos.

A nivel dérmico y del SMAS, estos puntos de elevada temperatura hacen que estructuras proteicas como el colágeno y la elastina; que por el paso de los años se van desnaturalizando; se coagulen en las zonas donde incide el haz ultrasónico. Esta coagulación genera formas de tracción (fuerza) centrada en el punto de coagulación, debido a la destrucción celular selectiva, produciendo una neocolagenesis y una elastogénesis, es decir, la piel inicia una respuesta de cicatrización de la herida, lo que resulta en la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina. Estas se compactan gradualmente desde la zona más profunda hasta la zona más superficial restaurando la elasticidad y tersura de la piel, con el fin de lograr disipar las arrugas (efecto lifting sin cirugía).

A nivel de la hipodermis, los ultrasonidos focalizados trabajan sobre ella liberando calor y tienen una presión controlada, de manera que las células adiposas no tienen capacidad de resistir las vibraciones a esta temperatura y se rompen con facilidad provocando necrosis a nivel hipodérmico, por lo tanto, destrucción de grasa. Después, esta se va eliminando poco a poco a través de organismo por el sistema linfático, orina, sudor, etc. con lo que conseguimos reducir centímetros y celulitis.

Esta tecnología actúa a diferentes profundidades de la piel calentando el tejido de forma controlada y produciendo nuevo colágeno, mejorando la circulación local y promoviendo la absorción de toxinas y fluidos, mejorando el aspecto de la piel y tonificando.

Resultados.

La energía del dispositivo HIFU actúa en la dermis, hipodermis y SMAS sin cirugía ni heridas, consiguiendo excelentes resultados en:

  • Envejecimiento y aspereza de la piel
  • Reconstrucción del contorno facial
  • Elevación del contorno de los ojos y cejas
  • Reducción de los poros dilatados.
  • Reconstrucción de las arrugas y languidez del cuello
  • Reducción de la flacidez corporal
  • Eliminación de celulitis y grasa localizada
  • Mejora de estrías y cicatrices
Como actúa HIFU
Niveles de trabajo HIFU facial.

Trasnductores para tratamientos faciales y corporales:

Este equipo consta de 5 transductores, 3 de ellos para tratamientos faciales y 2 para tratamientos corporales:

1.5mm 10MHz (10000 disparos) se utiliza para tratamientos faciales para la zona de la frente y orbicular de los ojos, con este transductor trabajamos la zona de la dermis superficial.

3.0 mm 7MHz (10000 disparos) se utiliza para tratamiento faciales para la zona de pómulos y orbicular de labios, con este transductor llegamos a la dermis profunda.

4.5mm 4MHz (10000 disparos) se utiliza para tratamiento faciales para la zona de pómulos y orbicular de labios, con este transductor llegamos al SMAS.

8mm 4MHz (10000 disparos) se utiliza para tratamientos corporales, donde la piel es más fina, reducción de grasa o para tratar la flacidez.

13mm 4MHz (10000 disparos) se utiliza para tratamiento corporales donde la piel es más gruesa o para tratar celulitis y grasa localizada.

Con este equipo sólo debemos ajustar 2 parámetros:

  • Energy”: es donde se ajusta la potencia ala que se va a trabajar, va a depender de la zona a tratar, de la sensibilidad del paciente y del tipo de transductor que estemos utilizando en ese momento.
  • Shot Length”:  es la longitud de disparo. Con este parámetro puedes ajustar la distancia entre cada punto de emisión de ultrasonidos que se realizan en un disparo. Eso va depender de la zona de trabajo, por ejemplo, si tenemos una zona donde tenemos una pequeña arruga y queremos concentrar la energía en ella, pues reducimos la distancia. Por el contrario, si tenemos una zona más amplia aumentamos la distancia.

* Dependiendo del cartucho que esté colocado en el cabezal irán variando los parámetros que podemos ajustar.

Sesiones aconsejadas.

Si hablamos de un tratamiento facial, se realizarán entre 2 y 3 sesiones con un mes aproximadamente de distancia entre ellas, al cabo de 6 meses desde la última sesión se evaluará al paciente y si fuese necesario se realizaría otra sesión o un repaso de las zonas que fuesen necesarias y al cabo de 1 año se podría repetir el procedimiento.

Para tratamientos corporales, las sesiones serán más seguidas, se realizarán entre 1 y 2 sesiones por semana con un máximo de 6 sesiones. El número de las mismas se determinará en función del diagnóstico de cada paciente y de cada zona a tratar.

Precauciones.

Zonas Prohibidas

  • Párpado móvil y parte del párpado fijo. Si la zona nos lo permite, podrá realizar el tratamiento en la parte del final de la ceja.
  • Zona central del cuello.
  • Dentro del globo ocular.
  • Cerca del labio. En caso de tener implantes metálicos.

Contraindicaciones.

No pueden realizarse el tratamiento en caso de encontrarse en alguna de las siguientes situaciones:

  • Tener un marca pasos.
  • Implantes con un hueso artificial.
  • Pacientes con silicosis (Enfermedad crónica del aparato respiratorio).
  • Personas en estado de embriaguez.
  • Situación de fiebre alta.
  • Hipersensibilidad, problemas mentales o epilepsias.
  • Implante metálicos en su cuerpo (incluidas piezas dentales).
  • Embarazadas y lactantes.
  • Pacientes oncológicos.
  • Infecciones graves.
  • Implantes de cirugía plástica en la zona a tratar.
  • Niños.

Características generales de nuestro equipo HIFU

  • Nombre: Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU).
  • Energía: 800W.
  • Área de tratamiento: 18*55mm.
  • Temperatura que alcanza en el interior de la piel: 65ºC-70ºC